2 eventos en vivo

El negocio aerocomercial cambia en la Argentina con el ingreso de operadoras extranjeras que rápidamente ganan terreno

3 abr 2016
17h31
  • separator
  • comentarios

El negocio aerocomercial de cabotaje está cambiando en la Argentina con el ingreso de nuevos jugadores extranjeros que iniciaron un fuerte lobby para reducir regulaciones, mientras Aerolíneas Argentinas profundiza su plan de ajuste para bajar un millonario rojo financiero.



Los principales grupos aeronáuticos de América Latina miran hacia la Argentina y señalan una "excesiva regulación" heredada del la era kirchnerista y ahora, ante un gobierno liberal, prevén una desregulación, pero temen el aumento de impuestos y tasas, tras la devaluación del 55% del peso en diciembre último.



Las grandes compañías especulan con que los problemas presupuestarios que están mostrando Brasil y Argentina podría llevar a los gobiernos a ejercer una mayor presión tributaria a cambio de la "apertura" de sus espacios aéreos para mover el tráfico turístico y de negocios.



Avianca -que está por desembarcar- y LAN Internacional -que busca expandirse- desatarán la extensión de una dura batalla que ya llevan adelante en Colombia y Brasil, por lo que competirán con precios y puntualidad, lo que exigirá más a Aerolíneas Argentinas que está en pleno proceso de reducción de negocios.



"Las dos van a ir con pie de plomo al menos en 2016, dado que saben que en Argentina habrá serias turbulencias hasta que la economía se acomode, pero lo importante es que haya competencia tanto en calidad de servicio como en precios", dijo a NA un técnico del ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich.



Según la fuente oficial, todo andará mejor cuando el tipo de cambio se termine de estabilizar y la inflación comience a desandar los niveles actuales (30%), porque eso reducirá las presiones que hay sobre los costos operativos.



LATAM Airlines, el mayor grupo de transporte aéreo de América Latina, está entusiasmada con el cambio de Gobierno y con la decisión oficial de achicar las operaciones de Aerolíneas Argentinas para reducir el déficit de 1 millón de dólares diarios.



Enrique Cueto, presidente ejecutivo de LATAM, interpretó que el Gobierno está buscando "competencia y ser más eficiente", pero entendió que "le va a costar", después de la forma en la que el kirchnerismo administró el negocio.



"Pero se nota un cambio y nosotros como LAN Argentina vamos a apoyar ese proceso y tomar las oportunidades que podamos", dijo el empresario en un evento de la industria en Santiago y aclaró que ya observó que "las barreras que teníamos se dejaron de tocar".



El ejecutivo confirmó ante referentes de la industria aeronáutica que LAN Argentina, filial en el país de LATAM, y otras operadoras ya habían recibido autorizaciones para aumentar sus derechos de tráfico al país.



Germán Efromovich, el presidente de la junta directiva de Avianca, expresó en el mismo evento que percibe un mejor panorama para la aviación aerocomercial en Argentina y eso explicaba la reciente compra de la pequeña aerolínea de vuelos privados MaCair Jet.



El grupo Sinergy Speed, controlante Avianca Holding y Avianca Brasil, firmó a mediados de marzo la compra de la firma que pertenecía a la familia del presidente de la Nación, Mauricio Macri.



Este poderoso grupo empresario colombiano tiene un ambicioso plan de expansión de la empresa en la región que incluye la fusión de las dos Avianca (Brasil y Colombia) y la renovación de la flota de 132 aviones, de los cuales 18 ingresarían al cabotaje argentino.



Avianca le está pidiendo al Gobierno que le autorice frecuencias entre El Dorado (Misiones), Córdoba y Mendoza, destinos a los que planea adjudicar 18 turbohélices -que actualmente vuelan dentro de Brasil- antes de diciembre de 2016.



Según fuentes del mercado aeronáutico consultadas por NA, el fortísimo desembarco de Avianca y el incremento de frecuencias que el Gobierno le dio a LAN Internacional terminarán afectando a Aerolíneas Argentinas.



La firma rosarina Sol Líneas Aéreas quebró esta semana tras la caída de la sinergia que tenía con Aerolíneas Argentinas, por la que cubría rutas entre ciudades del interior del país para las que la estatal no tenía aviones, a cambio de 1 millón de pesos diarios.



Esa situación y la llegada de Avianca más la expansión de LAN Internacional terminaron de enterrar la intención del grupo boliviano Amazona de comprar Sol Líneas Aéreas para reflotarla con sus 190 empleados adentro.



JA/JC/MBE/GAM

Noticias Argentinas

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad