publicidad
13 de marzo de 2014 • 19:11

Empleados públicos bonaerenses aceptan aumento salarial de hasta 41% para sueldos más bajos

 

Trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires representados por UPCN aceptaron hoy la propuesta de aumento salarial de hasta 41% para las categorías más bajas del escalafón y del 20% para quienes ocupan los puestos más altos, que se pagarán en dos cuotas, anunció hoy el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.



El convenio alcanza a unos 138 mil trabajadores de la Provincia, pero aún resta la respuesta de los gremios ATE y de FEGEPPBA, mientras sigue en espera la negociación con la Asociación Judicial Bonaerense (AJB).



"Aceptaron la propuesta, que es un gran esfuerzo de toda la provincia de Buenos Aires. Queremos agradecer que la hayan aceptado y llamar a la reflexión a los docentes que continúan de paro", dijo el funcionario ante la prensa.



Unos 3.000 delegados enrolados en la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), un gremio que en la provincia representa a una parte de los trabajadores públicos, decidieron aceptar la propuesta, durante un encuentro que se realizó en la sede que el sindicato tiene en Arana.



Sin embargo, desde ATE, otro de los gremios que representan a empleados públicos aunque con menor cantidad de afiliados, advirtieron que todavía "no se cerró ningún acuerdo salarial", ya que el Consejo Provincial se reunirá este viernes.



El acuerdo implica para un trabajador de 21 horas semanales un aumento de 665 pesos a partir de marzo y de 881 pesos en agosto; mientras que un empleado con 48 horas obtendrá en marzo 1.520 pesos y alcanzará 2.013 en agosto.



En tanto que un trabajador del régimen de 30 horas cobrará de bolsillo en marzo un incremento de 950 pesos y se le sumarán 308,60 en agosto; para el agente comprendido en el régimen de 40 horas la suba será de 1.266,72 pesos en marzo y otros 411,68 en agosto.



Para el caso de los auxiliares, la mejora será de 1.170 pesos en marzo y de 380 pesos en agosto.



En una conferencia de prensa junto al ministro de Salud provincial, Alejandro Collia y al secretario General de la Gobernación, Martín Ferré, Pérez indicó que en el ajuste "priorizamos a los sectores de menores ingresos para poder mantener el poder adquisitivo de esos salarios".



"Cuando hablamos de los trabajadores públicos de la provincia de Buenos Aires enrolados en la ley 10.430 estamos hablando de más de 30 mil trabajadores: auxiliares no profesionales de la salud, enfermeros, camilleros, ambulancieros; más de 60 mil no docentes que trabajan en las escuelas, empleados administrativos, trabajadores que brindan servicios en la provincia como el agua, el gas", precisó.



Agregó que "más de 138 mil trabajadores que han aceptado una propuesta que es un gran esfuerzo que realiza el gobierno y todos los habitantes de la Provincia y ha sido receptada con responsabilidad por los representantes gremiales y por cada uno de los trabajadores".



"Queremos agradecer que hayan aceptado la propuesta y actuado de esta forma. Y queremos llamar a otro sector importante de trabajadores del estado provincial como son los docentes", sostuvo.

Noticias Argentinas