actualizado el 19 de septiembre de 2011 a las 05:59

Falleció el Obispo de Jujuy, Monseñor Marcelo Palentini

El Obispo de Jujuy, Marcelo Palentini, falleció tras padecer una dolorosa enfermedad y luego de haber cumplido ayer 68 años de edad. Foto: NA
El Obispo de Jujuy, Marcelo Palentini, falleció tras padecer una dolorosa enfermedad y luego de haber cumplido ayer 68 años de edad.
Foto: NA
 

El Obispo de Jujuy, Marcelo Palentini, falleció este domingo tras padecer una dolorosa enfermedad y luego de haber cumplido ayer 68 años de edad.

Palentini, cuyo deceso se produjo pasadas las 17, había nacido en la provincia italiano de Caldongno, pueblo cercano a Vicenza.

Este lunes a las 19 se realizará una misa en la Catedral jujeña, y sus restos serán depositados en el mismo templo, informaron sacerdotes de la curia.

Debido a su enfermedad el Obispo Auxilar de Paraná, Monseñor César Daniel Fernández, se había hecho cargo como Adminitrador Apostólico de la de la Diócesis, designado por la Santa Sede hace 15 días.

Monseñor Palentini se hizo cargo del Obispado de Jujuy hace 16 años en una ceremonia que presidió Monseñor Juan José Iriarte, Arzobispo Emérito de Resistencia y Monseñor Pedro Olmedo, Obispo de la Diócesis de Humahuaca.

En su pueblo natal descubrió su vocación para servir a Cristo iniciando su labor religiosa el 27 de junio de 1970, cuando fue ordenado sacerdote en la Congregación de los Sacerdotes del Corazón de Jesús (Dehonianos).

Por su dedicación sacerdotal y cariño al pueblo, el 8 de julio pasado, el Concejo Deliberante de Jujuy lo nombró "Ciudadano Ilustre", oportunidad en la que recibió muestras de gran afecto.

Palentini fue el cuarto obispo que tuvo Jujuy, luego de monseñor Enrique Muhn, el primero, José Miguel Medina y Arcenio Raúl Casado.

El padre Marcelo Palentini pertenecía a la Conferencia Episcopal y era miembro de las comisiones de Misiones y Ayudas a la regiones más necesitadas y Delegado de la Región Pastoral del Noroeste Argentino.

El año pasado Monseñor Palentini había sido intervenido quirúrgicamente en Buenos Aires, de un tumor en la cabeza que lo mantuvo alejado de sus funciones.

Días atrás fue internado en un sanatorio local, por padecer una dolencia respiratoria y ayer retornó a la sede del Obispado, ubicado en calle Sarmiento, al lado de la Iglesia Catedral.

Durante la víspera, en la Catedral y en todas las parroquias de la Diócesis se oficiaron misas de Acción de Gracia y para rezar por la salud del Obispo Jujeño.

Télam