publicidad
11 de julio de 2013 • 16:46

Brasil dará especialización a médicos extranjeros que trabajen en el país

 

Brasil dará títulos de especialización o de experiencia a los médicos extranjeros que acepten su oferta de trabajar en áreas necesitadas de su territorio, como un incentivo adicional al salario, afirmó hoy en entrevista a Efe el ministro brasileño de Salud, Alexandre Padilha.

Y para atraer particularmente a los españoles, el Gobierno brasileño negocia con el de España un acuerdo de cooperación que incluya otros incentivos, como la posibilidad de que esos títulos sean válidos también en el país de origen del médico.

"El acuerdo prevé que el proceso de evaluación de esos médicos en Brasil, que será realizado por universidades públicas brasileñas, pueda ser reconocido por universidades españolas, por el ministerio de Salud de España, por los gobiernos de las autonomías y por otros organismos", explicó el ministro.

De esa forma, agregó, al final de un período de tres años de trabajo en Brasil, el médico español recibirá un título de especialización en medicina general por parte de una universidad brasileña y un título similar de una universidad española o un diploma de experiencia reconocido por el Gobierno español.

"Se trata de un incentivo adicional para esos médicos que puede atraer a Brasil principalmente a profesionales jóvenes con deseos de especializarse en clínica general y ganar experiencia", afirmó.

El Gobierno lanzó el pasado lunes "Más Médicos para Brasil", un programa para contratar a miles de médicos para atender áreas carentes que cuentan con unidades de salud pero no con profesionales, como las periferias de las grandes ciudades, pequeñas ciudades del interior y en zonas remotas del país.

Las inscripciones para un primer concurso fueron abiertas ayer, se extenderán hasta el 25 de julio y permitirán que los cupos en áreas para las que no se inscriba ningún medico brasileño sean ofrecidos a profesionales extranjeros.

Además de un salario mensual de 10.000 reales (unos 4.400 dólares), ayuda para pasajes aéreos y gastos de traslado por hasta 15.000 dólares, vivienda y alimentación gratuita, y título de especialista, los extranjeros contratados, así como sus familiares, recibirán un visado de trabajo por tres años y garantías laborales.

A los foráneos contratados, sin embargo, no se les validará el título de médico en Brasil, ya que el objetivo es que trabajen temporalmente, sin que pasen a competir con los profesionales brasileños.

Los extranjeros tendrán que contar con licencia para ejercer la medicina en su país de origen, conocimiento de la lengua portuguesa, interés en trabajar en áreas carentes y proceder de países con tasa de médico por habitante superior a la brasileña.

Como Brasil sólo tiene 1,83 médicos por 1.000 habitantes, esta última exigencia habilita a médicos procedentes de países como Cuba (6,72), España (3,96), Portugal (3,9), Uruguay (3,74), Argentina (3,2) y México (1,96).

"Ahora que ya tenemos un marco general del programa estamos negociando acuerdos bilaterales con diferentes países interesados, para facilitar la cooperación y las contrataciones", dijo Padilha.

Además de España, Cuba y Portugal, con negociaciones ya adelantadas, Brasil busca acuerdos con países limítrofes para contratar médicos para ciudades fronterizas.

"Los alcaldes de muchos municipios fronterizos se quejan de que no consiguen contratar médicos brasileños y de que, pese a la disponibilidad, no pueden contratar a los extranjeros", afirmó.

En cuanto a las críticas por la posible contratación de médicos cubanos, el ministro aseguró que gobiernos anteriores ya recibieron a médicos isleños y que el país no tiene ningún prejuicio con respecto a la procedencia de los profesionales.

Padilha reconoció que el Gobierno aún no dispone de cifras sobre el número de médicos que podrá ser contratado ni de qué países, ya que dependerá de la demanda de todos los municipios, pero admitió que el Ministerio tiene como base el déficit de 9.000 médicos constatado a comienzos de este año.

En enero los municipios más carentes solicitaron la contratación de cerca de 14.000 profesionales, pero el respectivo concurso sólo atrajo el interés de 4.000 médicos brasileños.

Las cifras serán muy superiores debido a que, además del primer concurso abierto esta semana, el Gobierno se propone realizar otros para alcanzar su meta de contar con 2,77 médicos por mil habitantes en 2026.

Para ello será necesario elevar el número de profesionales en puestos de salud públicos desde los actuales 374.000 a cerca de 600.000 en trece años.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.