Hillary Clinton la rompió en la pista de baile, en Cartagena