0

Lavado de dinero: reconocen avances normativos de la Argentina pero demandan más "resultados"

25 jul 2015
12h21
  • separator
  • comentarios

Si bien se los relaciona en general con el dólar blue, muchos de los allanamientos en la "city" están destinados a detectar operaciones de lavado de dinero, y cada vez habrá más porque a nivel mundial están exigiendo "resultados", explicó un especialista en fraude corporativo.



El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) reconoció los avances normativos de la Argentina al excluirla de su "lista gris" en octubre último, pero aspira tener más casos concretos mientras América Latina mantiene una "muy elevada imagen negativa" para plaza financiera internacional, con excepción de Chile y Uruguay.



Así lo evaluó en una entrevista con NA Juan Cruz Amirante, director general adjunto en el país de Kroll, una empresa que brinda servicios a compañías para combatir el fraude corporativo y prevenir el riesgo de maniobras de lavado, con 65 oficinas en el mundo y una facturación de 12.000 millones de dólares.



Ampliar los negocios al extranjero, recaudar capital de inversores globales y dar servicio a clientes mundiales son una oportunidad para conseguir recompensas significativas pero también significan un elevado riesgo y esta firma trabaja para evitarlo, dice el entrevistado.



NA ¿Los bancos internacionales que necesitan una corresponsalía en la Argentina los consultan sobre los riesgos de lavado de dinero?



JCA - Los servicios sobre el lavado de activos son muy requeridos en América Latina porque los países son vistos como de alto riesgo para la comunidad financiera internacional, a diferencia de Europa y Estados Unidos, donde están más avanzados en regulaciones y controles.



NA - ¿Tiene eso que ver con el subdesarrollo de la infraestructura represiva del lavado?



JCA - Es una cuestión de imagen. El mapa de transparencia internacional indica que de México para abajo está en rojo, prendido fuego, con excepción de Chile y Uruguay. Hoy, operar con un banco argentino o paraguayo, para una entidad norteamericana, es un riesgo muy importante.



NA - ¿Tuvo alguna incidencia la aparición de gobiernos más populistas e intervencionistas de la economía en los últimas años en la Región?



JCA - Hay países en los que hubo Gobiernos más populistas como Uruguay con José "Pepe" Mujica y sin embargo la relación con la comunidad financiera internacional ha sido buena. Montevideo es una plaza que goza de relaciones de corresponsalía con los primeros bancos del mundo.



NA ¿A qué se debe esa relación del mundo con Uruguay?



JCA - La banca uruguaya tiene muy buena imagen a nivel mundial por la coherencia en las políticas de su Banco Central. Argentina no tiene esa imagen. Incluso, cuando el Gobierno de Mujica fue y esto es una opinión bien personal- más populista que el de Cristina Kirchner.



NA - ¿Y cuál es la situación argentina?



JCA - La normativa ha crecido mucho desde que el GAFI ubicó al país en una muy mala posición. Se aplicó aquí lo mismo que en otros países de la Región que también tuvieron problemas y salieron de la lista gris.



Hace diez años atrás ibas a comprar un auto con el dinero en un bolso y nadie te preguntaba nada. Hoy te piden una declaración jurada, muchos no aceptan efectivo, se ha ido evolucionando en las buenas prácticas y al lavador se le van acotando las formas.



NA - ¿Qué falta entonces para cambiar la imagen?



JCA - En principio, coherencia en las políticas. A nivel normativo estamos muy bien y es por eso que últimamente se ve una serie de allanamientos y demás en varios sujetos obligados, más allá de que mucha gente lo relaciona sólo con la cuestión de persecución del dólar blue, que también ocurre.



NA - ¿Eso significa que la Argentina no es eficaz en la aplicación de la normativa?



JCA - Los resultados son bastantes similares en Latinoamérica, estamos bien. No escapamos de la media. Lo que nos reclama un poco más el GAFI es en la práctica, es decir, basta de emitir normativas y vayan por un poco más de resultados. Nos falta dar ese pasito, somos países a los que nos queda madurar. Pero el horizonte está bien trazado.



NA - ¿Tienen ustedes identificado un sector de la economía como el de mayor tendencia al lavado?



JCA - Esto es dinámico en un 100 por ciento. Va cambiando. Cuando se ajustan las regulaciones, el infractor busca alternativas. Los rubros con más propensión al lavado son aquellos donde más dinero en efectivo se maneja: la construcción es un clásico porque tiene mucha informalidad y movimiento de dinero físico, aunque se ha ido acotando.



NA ¿Los casinos y restaurantes también son aptos para lavar dinero?



JCA - A los casinos, los bancos prácticamente no les abren cuentas porque ya saben que por ahí solían entrar los lavadores. Los hoteles están muy monitoreados. El lavador busca alternativas y se ven operaciones en los rubros más insólitos: detectamos que en Panamá una empresa de taxis facturaba una locura de dinero, por ejemplo.



NA - ¿Existe una relación directa entre la presión tributaria de un país y los niveles de lavado de dinero?



JCA - No. Estados Unidos tiene alta presión tributaria y las mediciones que ellos estiman de lavado son más bajas que en otros países. Es una cuestión cultural: Paraguay por ejemplo tiene una presión impositiva muy baja y por una cuestión cultural tienden a la informalidad. El uruguayo y el chileno tienen una presión tributaria tan fuerte como la de la Argentina y sin embargo tienden a lavar menos dinero que el argentino.

Noticias Argentinas

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad