Mundo

publicidad
01 de octubre de 2012 • 20:07

Contratista de EEUU en Haití va retrasado

Una estudiante se apresura a ir al colegio en Puerto Príncipe, Haití, el lunes 1 de octubre de 2012.
Foto: Dieu Nalio Chery / AP
 

mayor contratista estadounidense en Haití para estabilizar el país tras el terremoto de 2010 "no está en camino" de completar su tarea a tiempo, tiene un sistema de supervisión débil y no está involucrando adecuadamente a los miembros de la comunidad, reveló el lunes una auditoría.

Chemonics, con sede en Washington DC, ganó en 2011 un contrato a 18 meses por 53 millones de dólares de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) con el fin de ayudar a Haití a fortalecer su economía e instituciones públicas.

La oficina del Inspector General de USAID dio a conocer el lunes un informe donde encontró que Chemonics cometió una serie de errores, como el uso de formas arbitrarias para evaluar su trabajo, no contratar a trabajadores locales y seguir adelante con proyectos potencialmente dañinos para el medio ambiente antes de que fueran aprobados.

"Este informe toca muchos problemas que hemos visto en el esfuerzo de construcción en general", dijo Jake Johnston, investigador en el Centro de Investigación Política y Económica con sede en Washington DC y que estudia el gasto de Estados Unidos en Haití.

"Falta transparencia y muchas veces el trabajo tiene una planeación pobre y una ejecución pobre", agregó.

Chemonics no ha emitido comentarios al respecto, pero una vocera indicó que la empresa está preparando una respuesta. La Oficina de Iniciativas de Transición de USAID, que administra los contratos de Chemonics, dijo en una respuesta por escrito a la auditoría que está de acuerdo con todas las recomendaciones y que se están implementando cambios para resolver los problemas.

"Debe hacerse notar que es difícil atribuir resultados directos en entornos complejos y fluidos de estabilización, y es muchas veces la ausencia de acontecimientos desestabilizadores lo que demuestra estabilidad en estas áreas históricamente volátiles", dijeron Robert Jenkins y Steve Olive, directores de USAID, en una respuesta conjunta.

Esta es la segunda ocasión que se concluye que el trabajo de Chemonics tiene carencias. En 2010, auditores de USAID encontraron que la firma no contrató a miles de haitianos como estaba planeado bajo un programa de dinero en efectivo a cambio de trabajo, y en su lugar gastó los fondos en equipo y materiales.

En ese mismo año, Chemonics fue uno de los cinco grupos criticados por desperdiciar la ayuda para Afganistán en los altos sueldos de los empleados extranjeros, seguridad y sus arreglos para vivienda.

Chemonics, que ha trabajado en 150 países, es el cliente más grande de USAID.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.