Mundo

publicidad
16 de octubre de 2012 • 14:12

EUROPA CONDENA A ESPAÑA A INDEMNIZAR A EX PERIODISTA VASCO

 

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó a España a indemnizar al ex director del diario vasco Egunkaria Martxelo Otamendi por no investigar una denuncia de maltratos bajo custodia policial, según una sentencia publicada hoy por la corte con sede en Estrasburgo.

La sentencia del tribunal asegura que España violó el Artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe el trato inhumano o degradante, en concreto por no investigar de formasuficiente las denuncias que había presentado Otamendi.

El ex director fue detenido en dos ocasiones en 2003, en el marco de la causa por el cierre del diario Egunkaria por supuestos vínculos con ETA.

La sentencia establece una indemnización para el periodista vasco por un total de 24.000 euros, por daños morales y por las costas del proceso.

Además, la Corte insta al Estado español a mejorar la calidad de los exámenes médicos de las personas que son sometidas a detención incomunicada, cumpliendo con las recomendaciones del Comité Europeo contra la Tortura y los Tratos Degradantes.

Otamendi fue detenido por la Guardia Civil española en dos ocasiones el 20 de febrero y el 25 de marzo de 2003, bajo la sospecha de colaborar con la organización separatista vasca armada ETA.

Tras pasar cinco días incomunicado, el periodista denunció ante la justicia española que fue obligado a permanecer de pie durante varias horas, recibió golpes en sus genitales y los agentes simularon dispararle, entre otros malos tratos.

Los agentes no dejaron marcas en su cuerpo, según alegó el entonces detenido cuando los médicos forenses quisieron examinarlo.

La primera denuncia creíble de Otamendi ante la justicia española no se investigó, y la segunda fue archivada por el juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional en base a los informes forenses y sin que se haya interrogado al afectado ni a los agentes involucrados, explica la Corte en su sentencia.

Otamendi y otros cuatro directivos de Egunkaria fueron absueltos en marzo de 2010 al descartar, la Audiencia Nacional, que el diario actuara como órgano de ETA, pero se desestimó investigar las torturas denunciadas por el periodista vasco, cuyo recurso de apelación también fue rechazado por el Tribunal Constitucional español, paso previo a acudir a Estrasburgo, en Francia.

Télam