Mundo

publicidad
05 de julio de 2013 • 11:43

Liberan a altos militares mexicanos acusados de colaborar con narcotráfico

Cuatro de los cinco militares mexicanos exonerados el jueves de cargos por narcotráfico, entre ellos tres generales, fueron puestos en libertad la madrugada de este viernes y denunciaron haber sido víctimas de "abuso de poder" por parte del anterior gobierno de Felipe Calderón.

"Ya fueron liberados cuatro de los cinco militares por quienes el procurador ratificó las conclusiones no acusatorias", confirmó a la AFP la oficina de prensa de la Procuraduría (fiscalía) General de la República.

A la salida del penal de máxima seguridad de Almoloya (Estado de México, centro), los militares señalaron directamente a Calderón y a la anterior fiscalía por el proceso en el que fueron acusados de colaboración con un poderoso cártel narcotraficante.

"Al final, el que nos metió a la prisión fue el presidente anterior con la procuradora" Marisela Morales (...) este proceso ha sido un abuso de poder", dijo el general en retiro Ricardo Escorcia a la prensa.

"Yo estoy muy molesto, me siento agraviado. Fue una villanía la que se hizo y qué bueno que se está haciendo justicia", dijo de su lado el general Rubén Pérez.

La fiscalía ordenó la tarde del jueves la "absoluta e inmediata libertad" por falta de evidencias contra Escorcia, Pérez y el también general Roberto Dawe, así como contra el teniente coronel Silvio Hernández (en retiro) y el mayor Iván Reyna, que fueron detenidos en mayo del año pasado acusados de proteger las actividades del cártel narcotraficante de los hermanos Beltrán Leyva.

"En el proceso acreditamos fehacientemente que nunca participaron de esas actividades (...) las acusaciones únicamente se basaban en los señalamientos de dos miembros de la delincuencia organizada en contra de militares con carreras intachables de más de 20 años, sin ninguna otra investigación", dijo a la AFP José Gabriel Baeza, abogado de los militares Hernández y Reyna.

Pese a ser exonerado en esta causa, el mayor Reyna permanece en prisión ya que tenía un proceso judicial anterior por fraude.

En la misma operación contra estos militares también fue detenido el general en retiro y exnúmero dos del Ejército Tomás Ángeles Dauahare, quien ya fue liberado en abril también por falta de pruebas.

Estas detenciones tuvieron lugar a pocos meses del final de la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), a quien sucedió el pasado diciembre Enrique Peña Nieto (Partido Revolucionario Institucional, PRI).

El gobierno de Calderón estuvo marcado por una lucha frontal contra los cárteles, que incluyó un amplio despliegue del Ejército, y un duro discurso de combate a la corrupción. Durante su presidencia fueron asesinadas más de 70.000 personas en hechos que se vincularon con el crimen organizado.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.