0

Clientes uruguayos de Mossack Fonseca adquirieron más de 5.000 compañías

7 abr 2016
19h07
  • separator
  • comentarios

Uruguay es uno de los 10 países con más compañías en el extranjero creadas a través del bufete Mossack Fonseca, y los clientes del país suramericano adquirieron más de 5.000 empresas en casi 40 años, según difundió hoy un medio local que tuvo acceso a la filtración de los llamados papeles de Panamá.

El semanario Búsqueda, que dijo haber analizado los documentos de Mossack Fonseca filtrados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) publicó que Uruguay es también uno de los 10 países donde ese estudio tiene más clientes, en concreto 298.

Estos clientes son, según la publicación, bancos, firmas financieras y bufetes de abogados que trabajan de intermediarios con Mossack Fonseca vendiendo las sociedades anónimas que la oficina panameña crea a políticos, empresarios o futbolistas.

Entre los uruguayos que se han beneficiado de una compañía extraterritorial, según la publicación, figuran la empresaria Patricia Damiani, con una sociedad en Panamá, y su hermano, Juan Pedro, presidente del club de fútbol Peñarol.

El mandatario de la entidad futbolística habría constituido a través de su consultoría, J.P. Damiani & Asociados, varías empresas para el exvicepresidente de la FIFA Eugenio Figueredo, preso en Montevideo acusado de cometer estafa y lavado de activos al frente de la Conmebol.

"Ni a título personal ni a través de nuestra firma mantuve relación comercial alguna ni realicé negocios con o para Eugenio Figueredo, ni para ninguna de las demás personas mencionadas en los artículos periodísticos divulgados en los últimos días", aseveró ayer Damiani en un comunicado.

Según la publicación, J.P. Damiani & Asociados es el segundo estudio uruguayo que más ha utilizado los servicios de Mossack Fonseca para crear sociedades anónimas, con 211 activas y 157 inactivas.

Aparece también el nombre de un político del actual Gobierno uruguayo, como el de Miguel Brechner, director del Plan Ceibal, proyecto estatal que dota a cada alumno de primaria de una computadora portátil.

Brechner estaría vinculado a una sociedad registrada en las Islas Vírgenes Británicas a su nombre, y sus hijos y su esposa serían accionistas.

Otro que figura en los papeles de Panamá es el líder del Partido de la Concertación de Uruguay, Edgardo Novick, quien figura como director, al menos, de una sociedad anónima con sede en Seychelles.

Novick respondió al semanario Búsqueda que "no es cierto" y que la sociedad "nunca existió".

También figura el senador del Partido Colorado Pedro Bordaberry, quien el pasado martes emitió un comunicado afirmando que "nunca" fue "propietario de sociedad alguna constituida en Panamá" ni utilizó "una sociedad de ese tipo".

Del mundo futbolístico aparecen también los exjugadores Paolo Montero, Ricardo Canals y Gustavo Méndez, quienes compraron una sociedad anónima con sede en Seychelles a fines de 2012 para "prestación de servicios en el exterior a clubes deportivos y futbolistas" y la "apertura de cuentas bancarias", según la publicación.

El nombre de Diego Forlán, ex del Atlético de Madrid y el Villarreal, entre otros, también luce en los documentos relacionado con una sociedad que continúa activa y de la que es su director y tesorero.

Por último, el jugador argentino del Barcelona Lionel Messi, según la publicación, utilizó un estudio del exsenador uruguayo Sergio Abreu para adquirir sociedades de Mossack Fonseca.

"Lo único que hicimos fue el contacto. Nosotros no tenemos nada que ver", dijo esta semana Abreu a un medio uruguayo.

No obstante, según publica hoy el semanario, entre los documentos filtrados hay una carta en la que la empresa de Abreu solicita a Mossack Fonseca sus servicios para su "cliente" Messi.

El director de la Secretaría Antilavado de Uruguay, Carlos Díaz, dijo esta semana en la prensa local que es legal que los estudios creen este tipo de sociedades siempre que cumplan las normas y se conozca el origen de los fondos que manejan y los beneficiarios finales.

Díaz agregó a Búsqueda que "la culpa no es ni de los estudios ni de las personas, sino que, en todo caso, lo que hay que hacer es cambiar algunos aspectos de la legislación".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad