FAMILIARES DE LOS FUSILADOS, MILITANTES DE DERECHOS HUMANOS Y FUNCIONARIOS VALORAR

 

Familiares de los fusilados el 22 de agosto de 1972, militantes de derechos humanos, legisladores y funcionarios gubernamentales valoraron hoy en Rawson la condena a prisión perpetua de tres ejecutores de la Masacre de Trelew, después de presenciar la lectura del veredicto.

"Para mi, es un fallo histórico, más allá de que nuestros pedidos no hayan quedado totalmente resueltos", dijo Alicia Bonet sobre las condenas impuestas por el Tribunal Oral Federal chubutense a Luis Sosa, Emilio del Real y Carlos Marandino, tres autores materiales de la matanza.

La viuda del fusilado Pedro Bonet señaló que también "están comprometidos totalmente en la responsabilidad de los hechos" los absueltos en esta instancia Rubén Paccagnini y Jorge Bautista; Horacio Mayorga, apartado del juicio por razones de salud, y Roberto Bravo, cuya extradición negó en 2008 Estados Unidos.

"Pero la condena a tres de los represores que fusilaron a los compañeros, pasaron por las celdas y les dispararon tiros de gracia, y que este crimen sea considerado de lesa humanidad, es histórico para la Argentina", subrayó.

Por su parte, Raquel Camps, hija de Miguel Camps, uno de los tres sobrevivientes de la Masacre de Trelew y luego detenido-desaparecido durante la última dictadura, afirmó que "hoy al fin se hizo justicia".

"Todo lo que mi viejo peleó para que esto se sepa, hoy al fin se demostró y se hizo justicia", aunque "no todos los acusados fueron hallados culpables, por lo que nosotros apelaremos parte del fallo", expresó.

"Por fin, lo esperábamos con mucha ansiedad. Estoy muy emocionado para hablar pero agradezco a todos por lo que han hecho para poder llegar a esto. Estamos felices y esperamos que lo traigan de Estados Unidos al hijo de perra de Bravo" para ser juzgado, declaró a su vez a esta agencia Eduardo, hermano de Humberto Toschi, uno de los asesinados el 22 de agosto en Trelew.

También presenciaron el final del juicio oral y público por la Masacre de Trelew familiares del legendario sindicalista cordobés Agustín "el Gringo" Tosco, encarcelado en Rawson cuando la fuga de prisioneros políticos del 15 de agosto de 1972, de los cuales 19 fueron recapturados y fusilados una semana después.

"De alguna manera, se cierran una deuda y una herida gigantesca con los familiares de las víctimas, y también siento que se reivindican cosas de nuestra Nación, de nuestra sociedad, de nuestra Justicia", afirmó Héctor Agustín Tosco.

El hijo del Gringo sostuvo que "estos delincuentes genocidas y sicarios" fueron juzgados, algo que nunca había sucedido en otras etapas de la historia argentina, como resultado de "la lucha, el dolor y el sacrificio de tantos héroes del pueblo".

Presente con sus 83 años a lo largo del juicio, Encarnación Díaz, quien formaba parte en 1972 del Comité de Solidaridad con los presos políticos del penal de Rawson, sostuvo que "la condena es un acto de justicia largamente esperado en esta sentencia y la misma tiene una importancia y valor enorme".

En el mismo sentido se expresó Pablo, hijo de Elvio Angel Bell, dirigente de ese Comité solidario, detenido-desaparecido durante la última dictadura.Por su parte, el gobernador del Chubut, Martín Buzzi, consideró "un hecho histórico" la condena a tres autores materiales de la Masacre de Trelew y el hecho de que el fallo del Tribunal haya declarado que esos hechos fueron "crímenes de lesa humanidad".

"Esta es la construcción de muchos años de la democracia, de muchos años de lucha por la justicia y de una política de derechos humanos que llevo adelante el ex presidente Nestor Kirchner y que siguió Cristina" Fernández de Kirchner, subrayó.

También presenció la lectura de la parte dispositiva de la sentencia el diputado nacional Horacio Pietragalla, quien dijo a esta agencia que "los familiares tuvieron esa justicia que tantos años reclamaron y hoy llegó de la mano de este nuevo momento que estamos viviendo, de poder condenar a todos los genocidas".

Al mismo tiempo, el legislador y responsable de derechos humanos de La Cámpora objetó las absoluciones y "el hecho de que las condenas no se hayan hecho efectivas hoy mismo" en cárcel común.

Pietragalla deploró que los condenados "se vayan a la casa en el mismo avión en el que van a viajar muchos de los familiares" en su retorno a Buenos Aires, pero insistió en que la sentencia por la Masacre de Trelew marca "un día histórico".

Télam