0

FUNCIONARIA NACIONAL LAMENTO FALTA DE PROTECCION DEL PATRIMONIO ARQUEOLOGICO POR PART

20 ago 2013
20h25
  • separator
  • comentarios

La directora de Acción Federal de la Secretaría de Cultura de la Nación, María Elena Troncoso, dijo hoy que hechos como el robo de piezas arqueológicas del museo de La Falda, por el que está procesado Matteo Goretti, ex asesor de Mauricio Macri, evidencian la falta de controles por parte del gobierno cordobés.

"Estamos frente a la ausencia de un gobierno provincial que no toma cartas en el asunto y que no crea un registro de bienes arqueológico, como lo establece la ley nacional (de protección del patrimonio arqueológico y paleontológico)", aseguró la funcionaria a Télam.

Troncoso, que en el auditorio de Radio Nacional Córdoba dio detalles sobre la situación relacionada con el robo padecido por el Museo Argentino Ambato, de La Falda, en 2008, subrayó que en esta causa "la Nación reivindica su lugar de autoridad de aplicación frente a la ausencia del gobierno provincial".

"Tenemos que reflexionar sobre este carácter de `zona roja` que tiene Córdoba (en materia arqueológica), porque la Provincia no ha creado el registro que establece la ley nacional. Entonces, estamos ante la presencia de vándalos, que llevan y traen, y que extraen de la tierra bienes arqueológicos y paleontológicos. Esto es gravísimo", insistió la funcionaria.

La funcionaria enfatizó que, cuando suceden hechos como el del Museo Ambato, "es como si nos sacaran un pedazo de vida, de historia, como si a un libro antiguo le extrajeran todas las hojas y nos quedáramos sin poder leer, sin poder leernos".

No obstante, Troncoso reivindicó que la causa Ambato también da la posibilidad de "reflexionar sobre esa comunidad, formada por gente de La Falda que, después de diez años, sigue resistiendo y autorproclamándose heredera y custodia de ese patrimonio, y que ha hecho que una Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) tomara cartas en el asunto".

"A esta comunidad conformada por ciudadanos comunes, que hace diez años lucha, se suma hoy un Estado (nacional), que no hace oídos sordos, lo que refleja el valor que la cultura tiene para un país, y para el sentido histórico, político y social de un pueblo", recalcó la funcionaria.

Por su parte, Eduardo Gabino Guerra, asesor letrado de la Asociación Civil Amigos del Museo Ambato, querellante en la causa, explicó que "Goretti está procesado en virtud del auto de procesamiento dispuesto por el juez federal (Ricardo) Bustos Fierro".

Si bien la defensa del ex asesor del jefe de Gobierno porteño "apeló el auto de procesamiento", Gabino Guerra precisó que, en septiembre próximo, se llevará a cabo la audiencia ante la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, ocasión en la que los querellantes sostendrán "el procesamiento dispuesto".

"Tenemos plena confianza de que la Cámara Federal (cordobesa) confirmará el procesamiento de Goretti y que, por ende, iremos a juicio oral y público antes de fin de año", finalizó el letrado.

Las piezas robadas fueron recuperadas en mayo de 2012, durante un allanamiento, en un inmueble ubicado en Libertad 863, de la Ciudad de Buenos Aires, por personal del Centro Nacional de Protección del Patrimonio Cultural de Interpol, en un operativo del que también participó personal del Instituto Antropológico Nacional.

El robo de las piezas había sido perpetrado en 2008 en el subsuelo de un caserón municipal, ubicado en la calle Cuesta del Lago Nº 1469, en las inmediaciones del famoso hotel El Edén, de La Falda, ciudad ubicada a 78 kilómetros de la capital cordobesa.

De acuerdo con un allanamiento judicial concretado en marzo de 2008, días después del robo y para inventariar los bienes del museo, en la ocasión fue sustraído el 85 por ciento de las importantes piezas arqueológicas y pictóricas, que estaban en cajas cerradas, sin ser expuestas al público, desde 2004.

En agosto de 2008, durante un allanamiento concretado en un hotel de Villa Carlos Paz (ciudad ubicada a 36 kilómetros de la capital cordobesa), ya habían sido recuperadas 500 piezas arqueológicas, supuestamente sustraídas del Museo Arqueológico Argentino Ambato.

La colección (originariamente privada) del Ambato tuvo como impulsor a Aroldo Rosso, se inauguró en 1987 y permaneció en el caserón municipal (anteriormente había sido residencia de Rosso) hasta 1999, cuando el gobierno de La Falda desarmó la muestra.

Después del robo, la Asociación Civil Amigos del Museo Ambato denunció lo sucedido ante el Juzgado Federal 1 de Córdoba, que libró oficio a la Secretaría de Cultura de la Nación para que pusiera en aviso a los distintos puestos fronterizos con el fin de que las piezas no salieran, eventualmente, del país, hasta que fueran incautadas en distintos domicilios de Goretti.

Télam

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad