0

HOMENAJE A PORFIDIO CALDERON, SOBREVIVIENTE DE LOS FUSILAMIENTOS A L

22 jun 2011
00h05
actualizado el 4/8/2011 a las 18h22
  • separator
  • comentarios

La Agencia Nacional de Noticias Télam realizó hoy un homenaje al Sargento Porfidio Calderón, custodio de Juan Perón y héroe sobreviviente del levantamiento encabezado por el general Juan José Valle contra el gobierno de facto de Pedro Eugenio Aramburu e Isaac Rojas que terminó con más treinta civiles y militares fusilados como represalia por su lealtad al peronismo.



Calderón afirmó que "Cristina (Fernández) es una Perón con pollera" y se mostró contento por la reivindicación que existe hoy a la gesta en la que participó, al afirmar que es "increíble que después de todas las vicisitudes que tuvimos que vivir, hoy vivimos este reverdecer del nacionalismo y del peronismo, de las ideas del general Perón y de este gobierno de la señora Cristina".



En diálogo con Télam, Calderón recordó parte de aquellos años hasta el levantamiento de 1956, cuando con apenas 21 años y recién egresado de la Escuela de Suboficiales formó parte del levantamiento de Valle y se salvó de ser fusilado pero no de los años de cárcel.



"Yo soy peronista de cuando nació el peronismo. Yo soy peronista porque soy nacido en un pueblito del norte de Córdoba, Gutemberg. En el `46 mi papá se integra al peronismo en el momento que nace. Inmediatamente, con 12 años, yo también lo asumo completamente al peronismo de alma y acompañé a mi papá en la campaña peronista en el pueblo", contó.



Años más tarde, en una estación de tren encontró un aviso que convocaba a jóvenes a sumarse a la Escuela de Suboficiales de Sargento Cabral y decidió emprender viaje a la Capital: "Ingreso a la escuela siendo peronista, pero allí de eso no se hablaba.



Absolutamente nada, salvo por una materia donde nos hablaban de las bondades de Perón. Egreso en el `54 como cabo y me toca Campo de Mayo".



Desde ahí vivió los Bombardeos de Plaza de Mayo y luego la autroproclamada Revolución Libertadora que derrocó a Perón en el 56, pero también fue en aquella "estancia" donde con otros suboficiales se fue enterando de lo que el General Valle estaba planificando.



"Yo me quedé en el cuartel y cuando fue la hora me llamaron.



A las diez me desperté. Pusimos en marcha los tanques, los vehículos, yo me fui manejando uno. Yo participé con mucho gusto porque sabíamos de qué se trataba, que es lo que se estaba gestando y lo que íbamos a defender", contó sobre la "misión".



Tras ser intervenidos por las fuerzas leales al gobierno de facto, "desarmados, cabizbajos y derrotados, nos encierran en un microcine en la Escuela Sargento Cabral". Fue ahí donde le aseguraron que iba a ser fusilado y donde fue recibiendo las noticias sobre los primeros masacrados.



Luego de tres días y asegurarles que iban a ser "fusilados por traidores, por haber incurrido en rebelión, pero nosotros la teníamos bien clara que no habíamos sido ningunos traidores y que Perón era un presidente constitucional", su destino fue la cárcel donde permaneció unos años.



Calderón recordó que el futuro le tenía asegurado un lugar especial, al tener la oportunidad de conocer a Perón, experiencia a la que definió como "fue una de las satisfacciones más grandes de mi vida" y sobre la que relató que "cuando regresó a la presidencia en el `73 tuve la suerte de que me nombrara parte de su custodia presidencial. Con haber hablado con él, estoy hecho políticamente".



"Siempre pensé que él era una montaña y yo era una minúscula persona, pero el General nos daba clase en todo momento. Nos hablaba de las plantas, de los pájaros, del viento, él siempre tenía un motivo para darnos una enseñanza a nosotros", concluyó.



El homenaje se llevó a cabo en un restaurant de San Telmo y contó con el respaldo de Daniel Brion, titular del Instituto por la Memoria del Pueblo (IMEPU) e hijo de Mario Brion, uno de los fusilados en el basural de José León Suárez, y de Fabián Dantonio, de Ediciones Fabro.



Entre los asistentes se encontraban amigos de Calderón, suboficiales sobrevivientes de los fusilamientos y periodistas, el presidente de Télam, Martín García, y el secretario de Derechos Humanos de la CGT, Julio Piumato, entre otros.

Télam

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad