Política

publicidad
16 de noviembre de 2011 • 14:24

OPERACION RETORNO

El 17 de Noviembre de 1972, hace ya 39 años, el Gral. Juan Domingo Perón volvió al país después de casi 18 años de exilio, motivo por el cual esta fecha se recuerda como el "Día del Militante".



Pese a las provocaciones verbales del jefe del gobierno de facto, Alejandro Agustín Lanusse, y pese a normas electorales armadas en su contra, Perón dio el gran golpe final a la dictadura militar.



Regresó a la Argentina a bordo de un avión de ALITALIA acompañado de reconocidas personalidades. "Luche y vuelve" fue durante muchos años la consigna que movilizó a miles de argentinos que aguardaban su regreso.



Las bases históricas del peronismo, el movimiento obrero, columnas de trabajadores sindicalizados de distintas corrientes del movimiento gremial y masivos sectores de la clase obrera, habían protagonizado en esos años la lucha por el retorno de Perón.



El 15 de noviembre, desde Roma, Perón enviaba un mensaje dirigido a todo el pueblo peronista: "Como en los viejos tiempos, quiero pedir a todos los compañeros de antes y de ahora, que dando el mejor ejemplo de cordura y madurez política, nos mantengamos todos dentro del mayor orden y tranquilidad. Mi misión es de paz y no de guerra".



A pesar de este comunicado, el 16 de Noviembre, el gobierno de facto de Lanusse, tomó medidas extremas rodeando el aeropuerto internacional Ministro Pistarini de Ezeiza con fuerzas militares para evitar que los militantes se acercaran a recibirlo. A pesar de los cordones de soldados, miles de peronistas se lanzaron a las calles y muchos lograron cruzar el río Matanza.



Mientras tanto, en el avión, 154 hombres y mujeres, entre los cuales se destacaban 22 presidentes provinciales del Partido Justicialista y del distrito capital, miembros retirados de las Fuerzas Armadas, de la CGT, ex funcionarios, ex legisladores, científicos, profesionales, artistas y deportistas que acompañaban al líder de los trabajadores en su regreso al país.



La mañana del 17 de Noviembre, el DC-8 de Alitalia aterrizó en suelo argentino. Perón fue retenido en el hotel de Ezeiza hasta la madrugada del día siguiente cuando el gobierno le permitió trasladarse a la casa en la calle Gaspar Campos, en Vicente López.



Perón logró su regreso con un consenso abrumador, premonitorio de su inevitable retorno al gobierno. El 17 de Noviembre fue el día que puso fin a las luchas de la resistencia y del gran triunfo popular del Movimiento Justicialista.



Como resultado de uno de los procesos de mayor movilización popular de la historia argentina, Perón preparaba el camino de regreso al poder del que había sido desalojado por las armas en 1955, para romper la estrategia de continuidad de los gobiernos de facto y sus aliados civiles.



Permaneció en el país poco más de un mes, al cabo del cual visitó Paraguay y luego regresó a Madrid.



Desde el exilio en España, tomó la decisión de que Héctor Cámpora fuera el candidato para Presidente de la Argentina por el peronismo dado que él no podía presentarse por la proscripción. Así fue como el 11 de Marzo de 1973, Cámpora ganó las elecciones y asumió dos meses más tarde, dando así por finalizado el período dictatorial de la autoproclamada Revolución Argentina.



Es por esto que, en esta fecha, se homenajea a los miles de militantes que sufrieron persecución, cárcel y exilio, que arriesgaron sus vidas y que, en muchos casos, llegaron a perderla.



Jóvenes que lucharon por el retorno incondicional de Perón y el pueblo al poder, proceso que se resumía en la consigna del "luche y vuelve".

Télam