publicidad
10 de diciembre de 2010 • 00:05

Un muerto en violento enfrentamiento entre vecinos y okupas en Buenos Aires

 

Una persona falleció hoy en un nuevo enfrentamiento registrado en un barrio del sur de Buenos Aires entre los vecinos de la zona y quienes mantienen ocupado el parque público donde el martes murieron otras dos personas cuando la policía intentó desalojar el predio, informaron fuentes oficiales.

El ministro de Seguridad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro, confirmó que una persona falleció en estos nuevos incidentes y tres más resultaron heridas, aunque aseguró que todavía no conocen la identidad del muerto.

La batalla campal, que incluyó pedradas y disparos de arma de fuego, se desarrolló sin que ninguna fuerza de seguridad se hiciera presente en el lugar hasta pasadas varias horas, según las imágenes de los incidentes emitidas por la televisión local.

También se registraron incidentes cuando otro grupo de okupas ingresó en edificios nuevos, construidos por el Gobierno de Buenos Aires y cuyos apartamentos iban a ser entregados a familias del barrio ya registradas con problemas de vivienda.

Los vecinos del sureño barrio de Villa Soldati se oponen a la permanencia de los okupas en el Parque Indoamericano.

Este martes un paraguayo y una boliviana murieron durante los violentos incidentes registrados cuando la Policía intentó desalojar el parque por una orden judicial, tras una denuncia del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Hoy el alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, vinculó el violento desalojo del martes con la "inmigración descontrolada" existente en Argentina.

"Parecería que la ciudad de Buenos Aires se tiene que hacer cargo de los países limítrofes y eso es imposible. Todos los días llegan entre 100 y 200 personas nuevas a la ciudad que no sabemos quiénes son, de la mano del narcotráfico y la delincuencia", evaluó el alcalde en una rueda de prensa.

La embajada de Bolivia en Buenos Aires rechazó en un comunicado "las desaprensivas declaraciones" del alcalde, las cuales, señaló, "generan un clima de xenofobia en contra de la comunidad boliviana, estigmatizando a quienes, como en este caso, aportan al desarrollo y economía" de Argentina.

La representación diplomática reclamó a Macri "disculpas públicas con la colectividad boliviana residente en Argentina" y exigió el "pronto esclarecimiento y la sanción a los responsables" del fallecimiento de la ciudadana boliviana.

Del operativo de desalojo del martes participaron efectivos de la Policía Metropolitana, dependiente del Gobierno porteño, y de la Federal, a cargo de la administración nacional.

En este sentido, Macri pidió a la presidenta argentina, Cristina Fernández, que envíe nuevamente a efectivos de la Policía Federal para volver a desalojar el predio.

Durante los disturbios murieron en confusas circunstancias el paraguayo Bernardo Salgueiro, de 24 años, y la boliviana Rosmeri Cupeña, de 28, en tanto que decenas de vecinos y policías resultaron heridos.

Medios locales aseguran que integrantes de bandas presuntamente ligadas al narcotráfico "venden" partes del predio público de 100 hectáreas a personas sin vivienda.

Macri desvinculó además a la Policía Metropolitana con las dos muertes del martes y dijo que los asesinatos fueron perpetrados "con armas tumberas", en alusión a las que suelen usar los delincuentes.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.