0

Conflicto de maestros en Honduras sigue estancado tras casi un mes de huelga

26 ago 2010
21h55
actualizado a las 21h55
  • separator
  • comentarios

El diálogo entre los maestros y el Gobierno de Honduras encaminado a finalizar una huelga que ya lleva casi un mes volvió a estancarse hoy a pesar de que las partes habían anunciado que el conflicto prácticamente estaba resuelto.

Los negociadores anunciaron anoche que, tras 15 días de reuniones, habían logrado acuerdos, el principal de ellos el mecanismo de pago de una millonaria deuda del Gobierno con el fondo de pensiones de los docentes, y que el documento se firmaría hoy.

Pero hoy, luego de varias horas de nuevas reuniones, dirigentes magisteriales anunciaron que no continuarían en el diálogo, aunque el jefe negociador del Gobierno, Arturo Corrales, aseguró a periodistas que éste no está roto.

Según dirigentes de los docentes, el Estado le adeuda al Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema) unos 3.700 millones de lempiras (194 millones de dólares), acumulados desde 2007, en el Gobierno de Manuel Zelaya, quien fue derrocado por un golpe de Estado el 28 de junio de 2009.

Corrales, ministro de Planificación y Cooperación Internacional, dijo que se alcanzaron acuerdos al "100 por ciento" en los 17 puntos en discusión, todos relacionados con aspectos gremiales, pero que a última hora los maestros pusieron nuevas condiciones.

El presidente del Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño, Edwin Oliva, acusó a Corrales de mantener "posiciones extremas" y sostuvo que por ello no se firmó el documento.

Oliva precisó que las nuevas divergencias se originaron en las tasas de interés y plazos del pago de la deuda al Inprema.

Sin embargo, Corrales señaló que los dirigentes magisteriales se negaron a firmar porque exigen que el presidente hondureño, Porfirio Lobo, negocie con ellos la destitución del ministro de Educación, Alejandro Ventura, y otros funcionarios.

Los docentes también pidieron participar en las negociaciones para aumentar el salario mínimo, las que, de acuerdo con la ley, dijo Corrales, competen a los empresarios, las centrales obreras y el Gobierno.

Oliva y otros dirigentes dijeron que no se suspenderá la huelga, que comenzó a principios de agosto, si Lobo no satisface sus demandas.

Los maestros volvieron a realizar hoy una marcha de protesta que cortó el tráfico por un bulevar de Tegucigalpa, y luego fueron desalojados por la Policía con bombas lacrimógenas en un sector cercano a la Casa Presidencial.

La huelga afecta a más de dos millones de niños y jóvenes de centros educativos públicos.

Antes del conflicto actual, los docentes habían llevado a cabo paros de labores por unos 30 días para pedir, entre otras demandas, la restitución de varios directores departamentales de Educación destituidos por el Gobierno de Lobo.

Esos directores fueron nombrados en el Gobierno de facto que, tras el golpe de Estado a Zelaya, presidió Roberto Micheletti, a quien los docentes siempre rechazaron.

Los maestros hondureños gozan desde hace una década del Estatuto del Docente, que establece su régimen salarial y profesional y que deben dar 200 días de clases al año, que casi nunca se cumplen por los constantes conflictos en el sector.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad