Sociedad

publicidad
17 de junio de 2013 • 09:06 • actualizado a las 13:54

Qué pasó durante el fin de semana con el caso Ángeles

Jorge Mangeri, el único detenido por el crimen de Ángeles Rawson
Foto: Télam
 
'Fui yo, pero fue sin querer' habría declarado el portero de ÁngelesHaz clic para ver el video en Terra TV
"Fui yo, pero fue sin querer" habría declarado el portero de Ángeles

Desde el viernes a la tarde hasta este lunes a la mañana el caso por el asesinato de Ángeles Rawson, la joven de 16 años que apareció muerta en el predio del CEAMSE en José León Suárez, dio un vuelco importante: de ser la familia la principal sospechada del crimen se pasó al encargado del edificio (Jorge Mangeri) de Ravignani 2360, donde vivía “La Mumi”, como único detenido –y acusado- por la Jusiticia.

Pero, ¿cómo se llegó a esto?

Desde el mediodía del viernes hasta entrada la madrugada del sábado, la Justicia tomó declaración a toda la familia de Ángeles. En un momento determinado, ingresó a la fiscalía un hombre esposado y tapado con una campera de la Policía Federal. Poco después se conoció que se trataba de Jorge Mangeri, el encardo del edificio donde vivía Ángeles.

Amigo del portero: 'Tenía marcas de cigarrillo y cortes en el cuerpo'Haz clic para ver el video en Terra TV
Amigo del portero: "Tenía marcas de cigarrillo y cortes en el cuerpo"

Tras varias horas de espera, la familia de “La Mumi” se retiró y ahí se conoció que Mangeri era el único que había quedado detenido. Según trascendió, en un momento de su declaración el encargado se autoincriminó.

A su vez, luego de los allanamientos del mismo viernes, se encontraron restos de cabello y “manchas sospechosas” en el baúl del Renault Megane del portero al igual que en el sótano del edificio que en estos momentos se está evaluando si pertenecen a la víctima.

Además, en un momento determinado habían afirmado que Mangeri estaba desaparecido desde el lunes luego de pedirse licencia por enfermedad. Sin embargo, en TN mostraron imágenes en las que se lo veía en la puerta del inmueble de Ravignani durante los primeros allanamientos el pasado miércoles y la familia aseguró tener todos los estudios que demuestran su estado de salud y que serían el motivo de la licencia.

A su vez, se sospechaba que el golpe que tenía en la cara se lo habría propinado Ángeles en una lucha por su vida. Sin embargo, en la misma cámara que mostró el canal de noticias, el encargado está sin ningún golpe.

Otra de las versiones que circulaba, era que el encargado tendría rasguños en la espalda que podrían haber sido provocados por “La Mumi” y que, en la autopsia, hallaron restos de piel debajo de las uñas. Se espera la comprobación del ADN para ver si esos restos pertenecen –o no- al único acusado de la causa.

La familia de Jorge Mangeri, el sábado por la tarde, aseguró que el encargado es inocente y denunció que se trata de un “perejil” que están tratando de inculpar. A su vez, denunció que el viernes, durante un “apriete” que sufrió antes de declarar como testigo en la fiscalía, lo “quemaron y picanearon”.

La situación del encargado tendrá un panorama más claro este lunes, cuando se conozcan los resultados preliminares de los peritajes sobre los restos biológicos encontrados en su auto y en el sótano del inmueble de Ravignani. En caso de confirmarse que pertenecen a la víctima, la situación procesal del portero se complicará aún más.

Por otro lado, apareció el novio de Ángeles, que un encargado de un edificio vecino dice haber visto días antes del asesinato –las amigas había declarado que no tenía pareja-. Se trata de un joven identificado como “Magno” quien aseguró que estaba con la víctima hace un mes y medio.

Entre lo más importante que declaró en un programa radial es que descree que alguien de la familia pueda cometer tan aberrante crimen y aseguró que al portero “lo conocía poco” pero “parecía un buen tipo”. También, afirmó que la última vez que vio a Ángeles fue el viernes anterior a su muerte y que no tuvo ningún tipo de comunicación con ella durante el fin de semana.

Terra