Sociedad

publicidad
07 de agosto de 2013 • 07:53 • actualizado a las 10:29

Quién fue San Cayetano, el santo amado por miles de fieles

Foto: Web
 

Este miércoles, como cada 7 de agosto, se celebra San Cayetano. Los fieles se acercan a sus iglesias para pedirle a este santo pan, salud y trabajo. Quién fue este hombre que llegó a despertar la devoción de miles de seguidores.

Mensaje del Papa Francisco para el día San CayetanoHaz clic para ver el video en Terra TV
Mensaje del Papa Francisco para el día San Cayetano

San Cayetano fue un presbítero italiano que nació en Vicenza, en 1480 (el día exacto se desconoce). Su verdadero nombre es Gaetano di Thiene, y es el menor de los tres hijos del conde Gasparo di Thiene –un militar que murió en una batalla en 1492- y la condesa Maria da Porto.

Gaetano estudió Teología y Derecho Civil y Canónico en la Universidad de Padua hasta que, en 1506, una vez obtenido sus doctorados viajó a Roma donde conoció al Papa Julio II. Allí, el Máximo Pontífice lo nombró protonotario apostólico y secretario privado, hecho que lo obligó a vivir el Vaticano.

Durante esa etapa, ayudó a reconciliar la Santa Sede con la República de Venecia. En 1513, cuando fallece Julio II, se retiró de la vida cortesana, estudio para ser sacerdote –fue ordenado a sus 35 años- y fundó una sociedad de sacerdotes y prelados, a la que llamo Oratorio del Amor Divino.

Desde 1522, tanto en Vicenza, su ciudad natal, como en Venecia, trabajó en hospitales y oratorios donde ayudó a las personas menos favorecidas, como los pobres y enfermos incurables.

Gaetano, luchó casi toda su vida contra la Reforma Protestante que surgía desde Alemani de la mano de Martín Lutero. En el año 1524 fundó la orden de los Teatinos (o Clérigos Regulares) junto con el obispo Juan Pedro Caraffa, quien poco tiempo después sería elegido papa con el nombre de Pablo IV. Esta nueva orden fue aprobada por Clemente VII y confirmada definitivamente en 1532.

Esta orden tenía como objetivo renovar el espíritu y la labor misionera de los sacerdotes y su principal regla era que sus miembros no debían poseer nada: “Queremos ser pobres, no poseeremos rentas, ni tierras, ni beneficios eclesiásticos. Tendremos prohibido pedir limosnas o participar en negocios. Solo aceptaremos las donaciones espontáneas del pueblo”, aseguraba el petitorio de aprobación elevado a consideración del Pontífice.

El primer milagro de Caetano fue en Venecia mientras visitaba un hospital. Según cuentan, llegó a la cama de una joven a la que estaban por amputarle una pierna debido a la gangrena que padecía. Cayetano, le sacó la venda, le beso la pierna y le hizo la señal de la cruz. Al otro día, cuando los médicos se aprontaban para la operación, notaron que la muchacha estaba curada.

Murió en Nápoles a la edad de 77 años, el 7 de agosto de 1547. Fue beatificado el 8 de octubre de 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado el 12 de abril de 1671 por el papa Clemente X.

Terra