Sociedad

publicidad
29 de noviembre de 2013 • 09:44 • actualizado a las 09:51

Subió a Facebook un video porno de su ex y quiso asesinarla

Hisse fue detenido y trasladado a la Policía
Foto: http://elliberal.com.ar/

Pueblo chico, infierno grande. Bastante de razón tiene ese añejo dicho. Sucedió en Colonia Dora, Avellaneda, provincia de Santiago del Estero. Florencia Noemí Luna es la víctima a quien su novio Ramón Emilio Hisse intentó asesinar. 

Al parecer, el hombre de 27 años, enfermo de los celos hartó a su novia y ella decidió dar por terminada la tortuosa relación. La joven de apenas 18 años le provocó tal sisma mental que él, efurecido, primero publicó un video en la red social Facebook en el que mantenían relaciones sexuales. Pese a la resistencia y promesas de un cambio en un futuro no lejano, Florencia dijo basta. Con los días, la adolescente habría sido alertada por un sms: “Ahora, toda “Dora” sabrá quién sos y lo que haces”, amenazaba su ex novio.

Hisse fue detenido y trasladado a la Policía
Foto: http://elliberal.com.ar/

Con el correr de los días, la adolescente habría sido alertada por un sms: “Ahora, toda “Dora” sabrá quién sos y lo que haces”, amenazaba su ex novio. Efectivamente, en horas todos los familiares de la joven fueron notificados de un video subido al Facebook de la jovencita. Presuntamente, Hisse le había creado la cuenta en el Facebook y conocía perfectamente la clave de la misma. 

Por ello, no tuvo problema alguno en ingresar al sitio y desde allí subir un video en el que ambos mantenían relaciones sexuales. Entonces, al sentirse humillada, la joven se trasladó a la policía de Dora e interpuso la correspondiente denuncia, según se desprende de la investigación. Desde allí informaron a la jueza Gladys Liliana Lami, del Juzgado de Añatuya, la noticia y ésta solicitó que de inmediato le sean giradas las actuaciones. Y, en forma simultánea, citó a la familia de la joven. Y ni bien los vio ingresar al Juzgado, Hisse estalló de furia y armó un escándalo, en cuyo transcurso hirió de tres disparos a su ex y por poco no mata a policías y empleados. Ahora, la causa está en órbitas de su par María Teresa Gerez

Terra