Sociedad

publicidad
30 de octubre de 2012 • 10:16

Un tornado causó destrucción en el pueblo de Río Tala, cerca de San Pedro

Un tornado con ráfagas de viento de hasta 110 kilómetros por hora causó voladuras de techos e importantes destrozos en el pueblo de Río Tala, del partido bonaerense de San Pedro, donde varias personas resultaron con lesiones, aunque no hubo registros de víctimas fatales.



La tormenta, que se desató alrededor de las 20:00 de ayer y provocó algunos desmoronamientos, no produjo heridos de consideración entre los 1.500 habitantes de esa localidad de la zona norte de la provincia, situada a 16 kilómetros de la cabecera del distrito.



Los vientos de entre 80 y 110 kilómetros por hora arrasaron con establecimientos históricos y turísticos del lugar como el Club las Palmeras y el Centro Tradicionalista, además de varios de los llamados "boliches de campo", que sufrieron daños totales.



Al menos sesenta personas debieron ser evacuadas y varias tuvieron que ser asistidas en hospitales por recibir golpes, ya que hubo casas que se desmoronaron en medio de la feroz tormenta, de acuerdo con lo señalado por las autoridades locales.



La Sala de Salud sufrió las consecuencias de la caída de una antena ubicada en las inmediaciones, mientras que el pueblo pasó la noche a oscuras por la interrupción del servicio eléctrico.



Una mujer que estaba junto a su hijo y su nieto y que debió ser asistida por el Municipio, aseguró que el temporal los sorprendió y destruyo su casa.



"Estaba en mi casa con mi hijo y mi nieto de 13 años. Vimos la tormenta pero pensamos que no era para tanto. Se vino de golpe. Se nos voló todo el techo y se cayeron las paredes. Yo quedé debajo de los escombros y todavía no sé cómo salí. Me golpeé muy fuerte la espalda y creo que me fracturé la muñeca, ahora voy a tener que ir hasta el Hospital de San Pedro", narró la vecina en declaraciones al sitio sanpedroinforma.com.



"Mi hijo también se golpeó, tenía un corte en el cuero cabelludo pero no quiso venir a hacerse ver. Se quedó a cuidar la casa porque tenia miedo que fueran a robar", añadió pocas horas después del paso del tornado.



El intendente de San Pedro, Pablo Guacone, encabezó la asistencia a los afectados, que se centralizó en la Delegación Municipal de Río Tala, y de la que participaron bomberos voluntarios del cuartel local y personal de Defensa Civil.

Noticias Argentinas