publicidad
10 de abril de 2014 • 11:41 • actualizado a las 15:01

Cómo será el Vía Crucis de la Ciudad esta Semana Santa

Via Crucis
Foto: NA
 

El Vía Crucis de la Ciudad, la tradicional procesión que fuera encabezada año tras año por el actual papa Francisco, se realizará en Semana Santa organizado por la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo y el Arzobispado de Buenos Aires.

En su duodécima edición, el Vía Crucis de la Ciudad se realizará el viernes 18 de abril, partiendo desde la Plaza Lorea, Avenida de Mayo y Luis Sáenz Peña, a las 20.30. Recorrerá la Avenida de Mayo a lo largo de las catorce estaciones hasta llegar a Plaza de Mayo. El encuentro no se suspende por lluvia.

Manuel Pérez Amigo, el presidente de la Asociación de Amigos de la Avenida de Mayo, expresó "invitamos a todos los fieles a asistir con su familia, amigos, y por sobre todo esperamos a gran cantidad de jóvenes. Durante diez años, el papa Francisco presidió este Vía Crucis, y su palabra hacia los jóvenes fue muy importante para acercarlos y apasionarlos en este camino de esperanza, oración y encuentro".

"Pedimos a todos los que puedan, que traigan sus velas para encenderlas durante la ceremonia. Terminado el Vía Crucis, desde el altar de Bolívar y Avenida de Mayo, la imagen del Cristo yacente, será acompañada por los representantes de colectividades extranjeras hasta la escalinata de la Catedral, donde será recibida por la máxima jerarquía de la Iglesia Católica, sabiendo que Francisco estará rogando, llevando juntamente con el pueblo del mundo la pesada cruz penitencial, que representa el sacrificio de Jesús, y su encuentro con la humanidad", concluyó. Participarán del Vía Crucis autoridades de la diócesis, obispos auxiliares, autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, así como legisladores, comunidad y fieles presentes. Colaboran en esta iniciativa la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), el Banco Ciudad, el Instituto Asegurador Mercantil, Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) y la Asociación de Patrocinadores del Turismo la Hotelería y la Gastronomía de la República Argentina (APTHGRA).

La manifestación de fe será presidida por el Cristo de "Buen Amor" y la imagen de la Virgen Dolorosa, realizada en 1870. Como es tradicional, el pueblo llevará en andas una cruz penitencial de 15 metros de largo, y un peso de 130 kilogramos, como una expresión de solidaridad a Jesús y muestra de sacrificio.

Al igual que el año anterior y teniendo en cuenta la concurrencia de jóvenes, se sumará otra cruz de iguales características con 140 luces, que será transportada por ellos, simbolizando su rol en la construcción del futuro, ya que según su santidad el Papa Francisco, los jóvenes "son la ventana a través de la cual entra la luz en el tejido social, imponiendo grandes desafíos".

Durante todo el camino de Cristo hacia el entierro, se contará con el acompañamiento de un coro y músicos.

Una vez arribados a Plaza de Mayo, los fieles presentes serán testigos de la representación de la crucifixión de Jesús, teatralizada por un grupo de actores en el marco de una escenografía desarrollada especialmente para el encuentro. Al igual que años anteriores, acompañarán todas las colectividades extranjeras que viven en el país, simbolizando la universalidad del sacrificio de Jesús.

Por último, se desarrollará la ceremonia del entierro de Jesús y será recibido en la escalinata de la Catedral para quedar expuesto para veneración de los fieles en el Altar Mayor.

Noticias Argentinas