6 eventos en vivo

ONU alaba política LGTB argentina pero ve problema de violencia institucional

10 mar 2017
16h44
  • separator
  • comentarios

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) felicitó hoy a Argentina por sus políticas progresistas para frenar los ataques por razones de orientación sexual o identidad de género (OSIG) pero llamó la atención sobre problemas subyacentes de violencia institucional.

El diagnóstico se desprende de una visita de diez días del experto en derechos humanos de la ONU Vitit Muntarbhorn que concluyó este viernes en Buenos Aires.

"Argentina ha demostrado un gran compromiso para con los derechos humanos (...) Existen leyes y políticas progresistas en el ámbito federal que ayudan a proteger a las personas contra la violencia y la discriminación por motivos de OSIG", elogió hoy Muntarbhorn en una exposición de las conclusiones preliminares para la prensa.

El experto celebró normativas como la Ley de Identidad de Género (2012), que garantiza el derecho al reconocimiento de la identidad de género autopercibida, el matrimonio igualitario (2010) o la Ley de Educación Sexual Integral (2006), así como iniciativas para generar empleo para los transexuales o la reforma del código penal.

Sin embargo, Muntarbhorn llamó la atención sobre la existencia de "violencia institucional", que "se encuentra históricamente generalizada y muy arraigada en la sociedad, y yace en el centro del problema" de las violaciones de los derechos del colectivo LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales).

"La violencia institucional, mediante actos negativos y omisiones por parte de los funcionarios del Estado, resulta una causa raíz de la violencia y discriminación en relación con la OSIG, así como una consecuencia y un agravante, al tiempo que perpetúa el ciclo vicioso de abusos", expresó.

Así mismo, apuntó que Argentina debe abordar los problemas de manera integral y con medidas transversales.

El objetivo es evitar que el efecto positivo de las regulaciones a nivel nacional se pierda, por ejemplo, a raíz de la existencia de leyes de "decencia pública" en algunas provincias, que se invocan en ocasiones de manera homófoba o tránsfoba.

Para Muntarbhorn, Argentina tiene que trabajar para mejorar las incongruencias y asegurar recursos sostenidos para luchar contra la discriminación, que, según los datos recogidos sobre el campo, "parecen haberse reducido" en los últimos meses.

"A nivel local existe un tema clave de implementación y aplicación en un contexto integral. La violencia y la discriminación son una preocupación importante en una serie de localidades. Los asesinatos, las agresiones, el acoso y otras transgresiones se cobran muchas víctimas entre las mujeres transgénero en particular", señaló.

"La seriedad del problema invita a realizar un mapeo más abarcador en relación con el tema. Son una comunidad especialmente vulnerable e invisible, ya que traen consigo una historia impregnada de pobreza y privación socioeconómica que puede haberlas impulsado a una vida y a ocupaciones clandestinas en las calles", prosiguió.

También apuntó que en términos de "información y cobertura" los derechos de las lesbianas y los hombres transexuales necesitan más trabajo.

Mejores estadísticas, mayor capacitación de las fuerzas de seguridad o garantizar los tratamientos médicos fueron otras de las "tareas" pendientes del país suramericano mencionadas por el experto.

Durante su estancia en Argentina, Muntarbhorn se reunió con miembros del Gobierno, autoridades provinciales, funcionarios judiciales, organizaciones sociales y otros actores de la sociedad civil.

Las conclusiones definitivas se plasmarán en un informe que el experto presentará ante la ONU en 2018.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad