1 evento en vivo

LA JUSTICIA ALLANÓ A EMPRESARIO POR LAVADO DE DINERO Y LE ENCONTRARON CAJAS CON BILLETES

21 mar 2017
13h55
actualizado a las 20h34
  • separator
  • comentarios

Unas cinco propiedades del empresario Carlos Tomeo en el country Abril, de la localidad bonaerense de Hudson, fueron allanadas hoy por decisión de la Justicia federal de Lomas de Zamora en el marco de una causa por lavado de dinero.

A raíz de los operativos en ese lugar, la Policía de la Ciudad encontró en uno de los inmuebles cajas con dólares y pesos, una situación que ya había ocurrido en septiembre pasado cuando por orden de la jueza federal María Servini de Cubría se habían realizado operativos y hallado más de 4 millones de pesos.

Estos nuevos allanamientos, unos nueve en total, fueron ordenados por el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, por presunto lavado de dinero: la Justicia investiga a Tomeo por una denuncia de la diputada Elisa Carrió por una posible evasión de impuestos de 1.000 millones de pesos, entre otros delitos.

Fuentes judiciales informaron a NA que los allanamientos también abarcaron a tres escribanías (dos en provincia de Buenos Aires y otra en Capital Federal), un campo en San Vicente y las cajas de seguridad atribuidas a Tomeo en el Banco Comafi en la sucursal de Quilmes.

También se buscó documentación mediante una orden de presentación en la administración del country Abril.

Los allanamientos fueron realizados por la policía de la Ciudad excepto el operativo el campo de San Vicente, donde intervino la Gendarmería Nacional.

El campo de San Vicente, llamado Ana José y ubicado en el kilómetro 54,5 de la Ruta Nacional 210, fue comprado por Tomeo en 2011 a una firma atribuida al narcotraficante colombiano Ignacio Álvarez Meyendorff, extraditado a Estados Unidos en 2013.

La venta habría sido gestionada por Ramiro González Warcalde, sobrino del exprocurador general de la Nación, y previamente el bien inmueble estaba a nombre de la firma Fara.

Meyendorff, según la Justicia, para intentar "lavar" el dinero proveniente del narcotráfico compró varios inmuebles: propiedades en el country Abril, donde habría conocido a Tomeo, y estancias en Chivilicoy y San Vicente, e inscribía los mismos a nombre de sociedades uruguayas o de la firma Fara.

González Warcalde, investigado en la causa de narcotráfico conocida como Luis XV, tenía su teléfono intervenido y en el marco de la causa en poder de Villena se registraron varias conversaciones suyas con Tomeo.

En las escuchas, Tomeo aconsejaba a González Warcalde cómo armar sociedades fantasmas para evadir -así lo entiende la Justicia- el seguimiento de la ruta del lavado de dinero.

También en algunas de ellas aparece el hijo de Meyendorff, Mauricio Alvarez Sarría, a quien González Warcalde, al frente de una empresa de jardinería, le prestaba sus servicios en el country Abril donde este último habitaba.

Tomeo aseguró siempre que nunca supo a quien le compró el campo de San Vicente por el cual se habrían pagado 1.150.000 dólares.

Noticias Argentinas

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad